Cambio de hábito…mejores resultados en tu trabajo

Día a día, nos levantamos, bañamos, nos arreglamos y nos vamos a trabajar. Nuestras costumbres sin querer nos hacen ingresar a piloto automático, terminando nuestra jornada laboral nos damos cuenta que hicimos casi lo mismo que el día anterior. El problema es que nos quedamos con la frustración de no haber cumplido con nuestro objetivo y nos preguntamos por qué no cumplimos con todo lo que deseamos hacer.

Según los expertos en comportamiento humano, describen el hecho a que la mayoría de personas quieren cambiar sus hábitos de la noche a la mañana y con ello cumplir con sus metas. Esta es la razón por la cual no se puede cumplir con los objetivos planteados… ¡Son muy grandes!.

Entonces la propuesta según nuestros entendidos, es la siguiente, fraccionar en pequeñas partes nuestro objetivo, es decir cambiar pequeños hábitos que no nos permiten cumplir con nuestra tarea y por lo tanto, no alcanzar lo que deseamos.

Supongamos queremos llegar temprano a la oficina por que deseamos terminar la jornada más temprano y por lo tanto seguir un diplomado en el turno de noche. Pero, la figura real es que siempre llegamos tarde a la oficina,  se nos pierden los documentos, perdemos tiempo viendo las redes sociales y de pronto llega la tarde y corremos con todos los quehaceres, se acumula todo para última hora y como siempre salimos tarde.

Bueno si este fuera el problema, y lo anterior descrito nuestro objetivo, entonces después de analizar la situación, podríamos darnos cuenta que el problema empieza con llegar tarde y no rentabilizar nuestra producción durante la mañana, por lo tanto el día se nos hace más largo.

Si llegamos tarde habría que preguntarnos por qué, se nos pierden las llaves de la casa, o nos levantamos con el tiempo a las justas, la idea es encontrar la causa y ponerle solución. Si el problema es  que revisamos mucho nuestro teléfono y entramos a ver la redes sociales y con ello nos distraemos, lo ideal en realidad hacer estos fuera de horario laboral, pero visto que es muy común en nuestro ámbito, lo mejor para nosotras, sería regular el tiempo y quizás ponerle un horario en el día que sean 10 minutos después de nuestro refrigerio y otra vez revisarlo al final de la jornada, claro que esta propuesta es si no trabajas con las redes sociales.

Dejar todo para última hora solo recarga nuestro día y nos afecta, lo mejor sería mantener desde el principio de la mañana hasta el final del jornal todo organizado. Otro aspecto que debes evaluar es que si trabajas con teléfono al costado, trates de reducir el tiempo de conversación, así se trate de un cliente, siempre hay formas de terminar una conversación amablemente.

Estos son algunos ejemplos de cómo  podrías cambiar pequeños hábitos, pero podrían cambiar completamente tu futuro. ¡Inténtalo nada es imposible, solo recorta en pequeños pedazos tus objetivos y verás cómo lograrás alcanzar tus metas!

mujer-estresada-biblia

Share
Share